Posteado por: angeloattanasio | 25 marzo, 2010

Entre el hombre y el mar

por Angelo Attanasio y Jerónimo Giorgi

“¿Se podría vivir sin mar?” Un viejo marinero como Domènec Bardí sabe que esta pregunta sólo tiene una respuesta. La misma que el género humano se ha planteado a lo largo de los siglos.

Cofre de culturas y experiencias, el mar es el referente de un diálogo constante entre el hombre y la naturaleza. Porque el mar es manantial de vida. El mar es espacio de intercambio. El mar es metáfora de la existencia.

Incrustada en la costa del Mediterráneo, Barcelona existe gracias al mar. Su soplo vital palpita al ritmo de la marea. Sus tiempos y sus espacios se han forjado con su presencia.

El asentamiento de los primeros habitantes junto a la costa definió no solamente su ordenamiento territorial, si no su economía, su organización social, su alimentación, su cultura.

A través de los más de dos años de historia la ciudad ha ido adaptándose a nuevas realidades. Por momentos muy ligada a la costa, por otros menos, pero siempre con el mar como centro.

La respuesta de Domènec es “No, no podría en absoluto”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: